Tuesday, March 29, 2005

Que es AlterNativo

Alternativo es un proyecto socio cultural que nace en la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana a raíz de la Invasión Norteamericana a Irak. Sus integrantes somos estudiantes y graduados universitarios de la Facultad de Comunicación y de otras facultades de la Universidad de la Habana, los cuales compartimos una visión en común de la realidad nacional e internacional y nos identificamos con las luchas del movimiento antiglobalización a nivel mundial y los movimientos y personas que han pugnado por crear un mundo verdaderamente distinto al de hoy donde es punto común la desigualdad y la injusticia social.
Los participantes en esta iniciativa apoyamos la forma de lucha del movimiento antiglobalización, los propósitos alternativos de agrupación utilizando Internet, los Foros Sociales Mundiales, los movimientos indigenistas y las luchas de las minorías marginadas del sistema capitalista.
Nos declaramos a favor de la causa común por el progreso y la igualdad internacional y nos negamos totalmente a aceptar la guerra como camino para resolver los conflictos, al tiempo que abogamos por la solidaridad, la hermandad, la contienda no violenta en la búsqueda de un mundo distinto, en el que se respete la vida del ser humano y todos formen parte activa en la construcción de una realidad diferente a la que vivimos hoy en el planeta.
Entendemos la cultura como forma determinante en la comunicación y buscamos dar a conocer como un arma más para la toma de conciencia las corrientes culturales de vanguardia, las que en muchas ocasiones debido a las leyes, conveniencias políticas, mercantiles y sociales son llamadas “contraculturas”. Es imprescindible la resistencia cultural para frenar la penetración de corrientes culturales no comprometidas y enajenantes, a nivel mundial y de las que nuestro país no se escapa.

Como parte de la lucha estudiantil cubana desde los años 30 y de los jóvenes en la sociedad mundial Alternativo es una voz joven y activa dentro del contexto cubano.
Sus acciones siempre van a tener una implicación social y revolucionaria, que mediante la gestión cultural tratará de ser un punto de apoyo de los movimientos progresistas mundiales y de todos aquellos que en nuestra realidad busquen promocionar su quehacer artístico y no cuenten con el “beneplácito” de las leyes del mercado
Hoy quieren los “amos del universo” que la Humanidad adopte un pensamiento único, globalizado y las armas de desmovilización se perfeccionan cada vez más desde el poder para que sigamos patrones culturales funcionales y desmovilizadores. No podemos permitirlo.
El momento es ante todo creación. Si supiste del fin del mundo, y callaste, la humanidad no perdonará tu silencio, este es el altar de los cobardes. Los jóvenes están ante todo para cambiar todo lo que debe ser cambiado, y la acción y toma de conciencia no es solo posible, sino indispensable desde el estandarte de nuestra edad. Solo necesitamos de todos los que crean en la verdadera creación humana.
Es preciso decir, hacer, cambiar. La ciudad demanda carteles, poesía, música, luz.
Luchar por la vida no será jamás un delito, sino la mejor de las causas.

IV FESTIVAL DE NUEVAS TENDENCIAS MUSICALES. Homenaje al Che Guevara. Posted by Hello

Antecedentes Historicos de AlterNativo

Antecedentes de Alternativo.

Para hablar de Alternativo es necesario en primer lugar hacerlo de los Festivales de Nuevas Tendencias Musicales.
El Festival de Nuevas Tendencias Musicales surgió hace aproximadamente dos años, como una idea aislada. Queríamos crear un movimiento que, a través de la música, transmitiera nuestra inquietud y postura frente a los momentos convulsos que vive el mundo y a su vez, agrupara a los que quisieran implicarse.
Los dos primeros encuentros demostraron el enorme interés que despertó la idea. Comprobamos además, que no solo la música sino todas las manifestaciones artísticas podrían servirnos de vehículo para expresarnos.
Luego del segundo festival decidimos que no bastaría con un encuentro cada cuatro o cinco meses: era necesario consolidarnos como grupo y duplicar las acciones.
Así surge Alternativo (comuna cultural), sustentado en un primer momento sobre la base de los festivales, la publicación de una revista y la creación de un sitio digital, próximo a ver la luz, concebido para promover las actividades y fomentar un vínculo entre el proyecto y el mundo.
Después de varios meses Alternativo ha organizado diversas actividades en la Universidad de la Habana. El 1 de marzo de 2004 realizó el primer acto público en la Universidad contra la guerra y contó con la participación de estudiantes cubanos y extranjeros, la intervención del grupo Emergency de nacionalidad italiana el cual ha desarrollado una campaña mundial contra la utilización de minas antipersonales.
En esta velada se realizaron conferencias, exposiciones y manifestaciones espontáneas contra la invasión yanqui a Irak cuando se cumplía el primer aniversario de la misma, una jornada que logró trascendencia nacional e internacional al tener repercusión en medios de prensa como las agencias Reuters y Prensa Latina y el semanario Granma Internacional.

Ese mismo año se realizó el IV Festival de Nuevas Tendencias Musicales en homenaje al Che en la misma sede.
Con la participación y organización junto a la FEU y la UJC de la Facultad de Comunicación el proyecto ha realizado todos los años desde el 2002 homenajes a la figura de Salvador Allende en el monumento que lleva su nombre en el céntrico parque de 23 y G.
Otra de las figuras a la que Alternativo siempre tiene presente y recuerda con actividades y acciones sencillas es al ex Beatle John Lennon, en honor a su posición antibelicista.
Alternativo ha participado en la organización de las Brigadas de Solidaridad con Cuba en la Universidad de la Habana y en las vigilias por la paz realizadas en este recinto.
Otra de las acciones, Asalto Poético, pretende revitalizar bajo el slogan “Todas las voces, todas” los espacios de la Universidad de la Habana y la capital mediante la difusión de obras poéticas de autores latinoamericanos y mundiales.
comuna_cultural@yahoo.es

Sunday, March 27, 2005

Cuba, 2005.

Cuando la herida te mata, tienes que curarla. Si supiste el fin del mundo, y callaste, la humanidad no perdonará tu silencio. Entonces este derecho que la supervivencia me entrega, se convierte en el deber que la conciencia me dicta.
Una pregunta vale más que mil respuestas. Para muchos jóvenes en este planeta la pregunta de mucho tiempo es: ¿qué tengo que hacer? De estos una parte ya está haciendo, buscan, mientras la certeza mata a la duda; para el resto, la respuesta es algo que el tiempo traerá y la esperan alimentando una mascotica paracitaria llamada rutina. De los que no se preguntan todavía, no vamos a hablar en estas líneas, hagamos silencio mientras buscamos la mejor forma de despertarlos.
En Nueva York, Berlin, Londres, Madrid, Paris, Roma y en cada uno de otros tantos pueblecitos, existe ahora mismo un puñado de locos que no se conforman con la respuesta que le dan las transnacionales y para no “aburrirse” en sus casas, se van a la calle a formarle bronca al gobierno y a ponerle las mejillas a la policia, ¿qué importan un poco de palo y de lacrimógenos, si la incistente preguntica no les deja descansar en paz?, se van a la calle y esa es su respuesta. Tal vez, muchos sin saberlo, sólo estén ayudánde al fantasma de Marx a cumplir la vieja profecía del comunismo allí en la parte fuerte del capital, más vale tarde que nunca.
En Buenos Aires, Río, La Paz, Quito, Bogotá, Montevideo, Santiago y México, como en cada rinconcito de nuestra América la escena se repite, sólo cambia el patrón. En nuestras tierras la lucha es contra el hambre, el frio y la muerte y los veinteañeros como nosotros hace tiempo gritan su respuesta. Aunque nadie les pregunte. Se ahogan si no responden, conocen el precio del silencio, y con la “ingenuidad” más grande, de “muchachos que no saben lo que hacen”, se van, cada vez que recuerdan que no quieren oirlos, a llenar las plazas y las avenidas, a tirarse los chorros de agua, los bastones y también las balas. Total, ¿qué otra cosa hacer?, nada más divertido que el riesgo y la aventura.
Para no hacer larga la historia, una conclusión: la juventud mundial, como nosotros, también se está haciendo profundas, difíciles y, para algunos, incómodas preguntas. La cosa se repite en casi todas partes, cada sitio con sus particularidades, este “hobbie” de cuestionarse cosas y tomar partido, cada día es más popular, sólo cambian formas y motivos.
Pero en casa ¿qué?, en Cuba ¿qué respuesta vamos a darnos hoy? ¿Ya no tenemos bronca?, sin dudas aquí también cambia la cosa, pero también se repite. Otros se fajaron por nosotros, otros se fueron a la muerte por nosotros, otros nos adelantaron el trabajo. Pero ¿y ahora qué?, alguien dijo en el 59 “tal vez lo más dificil comience ahora”, parece que no se erró. Sí que está dificil, esto de hacer Revolución todo el tiempo sin vacaciones, pero si otros se respondieron lo más dificil antes, si algunos se lo siguen respondiendo, nosotros no tenemos el derecho de dormirnos, no tenemos el derecho de mentirnos, no tenemos el derecho de callarnos. A los que digan: “…soñadores…”, digámoles cómo Lennon: “…no soy el único”, a los que digan “…románticos…”, cómo el Che: “…hay que decirles: sí se puede”.

La guerra termina con un beso

CUBA CONTRA LA GUERRALa guerra termina con un beso• Cientos de estudiantes universitarios reclaman el fin de todas las guerras • Organización italiana Emergency informa sobre su labor humanitariaPOR BORIS LEONARDO CARO GONZÁLEZ / FOTOS: AHMED VELAZQUEZ, —de Granma Internacional—
Mediodía en el campus de la Universidad de La Habana: calma, la eterna brisa que acompaña a las muchachas más hermosas de la ciudad, los edificios solemnes. Parece otro de los habituales viernes de apurar al reloj para que llegue pronto el fin de semana.
Primero, irrumpe un grupo de estudiantes con los bolsillos cargados de tizas y comienza a escribir en las aceras de la Plaza Ignacio Agramante. La imaginación toma el poder. Algunos de los que andan por allí se acercan y piden una tiza. Los grafitis bordean los bancos y el césped. Olvídense de lo que han aprendido. Comiencen a soñar. Muchas de estas frases cubrieron, en 1968, los muros de la Sorbona y de Nanterre, en París.
Un profesor de la Facultad de Derecho pregunta: ¿Quiénes son ustedes? Le responde un muchacho de cabellos largos y pulóver con la imagen de John Lennon. Somos del Grupo Cultural Alternativo, de la Facultad de Comunicación, dice. Estamos aquí para protestar contra la guerra.
En declaraciones a Granma Internacional, Michel Hernández, Coordinador de Alternativo, explica que esta actividad forma parte de la campaña Contra la guerra, actúa. "Creo que, como estudiantes, representamos los ideales más progresistas y revolucionarios de la humanidad", afirma. "De esta manera nos estamos solidarizando con los millones de personas que marcharán mañana en todo el mundo para detener el genocidio en Iraq y en cualquier lugar donde existan conflictos bélicos".
Alternativo ha organizado cuatro festivales de Nuevas Tendencias Musicales. El celebrado en marzo del 2003 fue una de las primeras manifestaciones de rechazo a la invasión norteamericana en Iraq ocurridas en Cuba. Siempre ha tenido el apoyo de jóvenes diseñadores y artistas de la ciudad.
Mientras los grafitis inundan el espacio de la plaza, un estudiante sube a la vieja tanqueta que los universitarios arrebataron a la policía de la dictadura durante la lucha revolucionaria. En la punta del cañón coloca una bandera roja y un girasol. En ese momento, ya se han congregado unas doscientas personas, entre ellas varios latinoamericanos venidos de Argentina, Bolivia, Colombia, Venezuela y Chile.
Un paréntesis para conferencias.
La jornada continúa con dos conferencias. La primera, impartida por el especialista Luis René Fernández, subdirector del Centro de Estudios sobre Estados Unidos, quien describe el contexto internacional en donde ha surgido la actual campaña antiterrorista del presidente George Bush. Fernández recordó las dificultades económicas que enfrenta esa nación, y la incapacidad de su ejército para estabilizar la situación en Iraq.
Más adelante, la profesora Loredana Scippa expuso las principales tareas desarrolladas por la ONG Emergency. Esta organización nació en Milán en 1994, por iniciativa del médico Gino Strada. Desde entonces ha asistido a miles de personas afectadas por la guerra. Recientemente trabajaron en Afganistán e Iraq, brindando atención médica a heridos y prisioneros.
El pasado 7 de marzo, Emergency efectuó una reunión en Milán, donde Strada anunció nuevos proyectos. En los próximos meses levantarán varios hospitales en el Sur de Afganistán, Sudán, Palestina y uno en la ciudad iraquí de Kerbala. Además, incrementarán la formación de nuevos miembros entre los pobladores locales y extenderán los programas sociales y de educación para la paz.
Emergency se ha ganado el reconocimiento mundial por su labor constante a favor de las víctimas de conflictos armados y, especialmente, de la eliminación de las minas antipersonales. Gino Strada es el autor de Papagayos Verdes, un libro que recoge testimonios de su lucha contra el sufrimiento y la muerte.
Un grito revolucionario: te amo.
Al concluir las conferencias, Michel Hernández lee el Manifiesto contra la Guerra, del Grupo Alternativo. "Mañana, mujeres y hombres de todo el mundo desafiarán el pesimismo y la indiferencia", dice el documento. "Sus razones son las de la Vida. No importará raza, ni credo, ni filiación política. Militarán en el Partido del Futuro".
La gente aplaude. Otros oradores rescatan textos del Che, de Lennon, del Subcomandante Marcos. La música devuelve a Fito Páez, The Beatles, Rage Against The Machine, Silvio Rodríguez…
Una pareja escala a lo alto de la tanqueta y se besa. A su lado, un muchacho de barba y larga trenza hace un ondear una bandera cubana. En la acera, una frase invoca el espíritu de esta manifestación contra la irracionalidad humana: Yo lanzo mi grito revolucionario: te amo. La poesía está en la calle y ya nadie podrá silenciarla, jamás.
comuna_cultural@yahoo.es

Festival de Nuevas Tendencias Musicales. Posted by Hello

Festival de Nuevas Tendencias Musicales Posted by Hello

Dany- le- Rouge.

Hay algo que ha surgido de ustedes que asombra, que trastorna, que reniega de todo lo que ha hecho de nuestra sociedad lo que ella es. Se trata de lo que yo llamaría la expansión del campo de lo posible. No renuncien a eso.
J.P.Sartre, mayo 1968.

Dany-le- Rouge. Dany el Rojo. Daniel Cohn-Bendit. Pelirrojo, despeinado, ojos azules, con camisa, suéter, saco, pantalón y medias, 23 años. Caminando hacia la plaza Denfert Rochereau de París junto a su amigo Bernard-Henri Lévy.
En Denfert- Rochereau, estudiantes y trabajadores se manifiestan unidos, tienen banderas, escalan las esculturas, se sientan sobre un león colosal de cabeza erguida y desde allí siguen ondeando sus banderas y gritando sus gritos. Es 13 de mayo. Es lunes. 1968. En París.
Dany el Rojo, cuatro meses antes, 9 de enero, asiste a la inauguración de una piscina para la Universidad de Nanterre. Su universidad. Allí está François Missoffe, ministro de Juventud y Deportes, y Dany, delante de todos, le dice al ministro: “Construir un polideportivo es un método hitleriano que tiene como objeto arrastrar a la juventud hacia el deporte para apartarla de sus problemas reales cuando lo que se debería hacer es asegurar el equilibrio sexual de los estudiantes.”
La facultad de Nanterre había sido fundada hacía sólo cuatro años y, a diferencia del resto, tenía entre sus alumnos a una extraña mezcla de comunistas, anarquistas, trotskistas y simples reformistas, la mayoría estudiantes de sociología.
Daniel Cohn-Bendit está allí para ampliar sus estudios. Ha regresado de Alemania después de hacer allá sus estudios secundarios. Nació en Francia pero tiene nacionalidad alemana, para evadir el servicio militar. Nació en Francia, casi por accidente, porque sus padres son judíos alemanes y huyeron de la Alemania nazi. Su abuelo ha sido un militante anarquista.
Ahora Dany está en Nanterre y se convertirá en el líder auténtico de todos los estudiantes. Está entre los 142 muchachos que ocupan las oficinas administrativas de la facultad para reclamar la liberación de uno de ellos, arrestado durante una manifestación frente a la sede de la American Express. Beben champagne, tocan la guitarra e instauran "comités de debates". A la 1.30 de la mañana estiman que han cumplido con el gesto simbólico y desalojan el lugar. Es 22 de marzo de 1968. Este parece ser el inicio. Aquí se crea el Movimiento del 22 de Marzo. Dany lo dirige.
El 2 de mayo se suspenden los cursos en Nanterre. La policía evacua la Sorbona. Los estudiantes arman barricadas en el Barrio Latino, destruyen patrulleros. La Unión Nacional de Estudiantes de Francia, el Movimiento 22 de Marzo con Daniel Cohn-Bendit a la cabeza y el Sindicato Nacional de la Enseñanza Superior organizan conferencias nocturnas al aire libre en reclamo del retiro de los "represores" de las instalaciones universitarias. Al día siguiente, todas las facultades parisinas entran en huelga. El 13 de mayo las grandes centrales sindicales deciden - por primera vez en la historia- llamar a una huelga nacional de solidaridad con los estudiantes y en contra de la brutalidad policial. Sí, definitivamente: Mayo del 68.
Según palabras de Herbert Marcuse, el objeto de aquel movimiento contracultural inspirado en el anarquismo, el trotskismo y el maoísmo, era acabar con la “irracionalidad organizada”, que era como él llamaba al sistema dominante. Marcuse estaba presente en el movimiento de mayo. El hombre unidimensional era el libro fetiche de Dany. Llegó a París con un tiraje de 500 ejemplares, y alcanzó los 80 mil ejemplares. Todo el mundo quería buscar en el libro una explicación para lo que pasaba.
Treinta años después Daniel Cohn- Bendit le confiesa a un periodista: “Tengo hasta dificultad pera recordar el título de esa obra que causó tanto barullo en la época de Nanterre”, y sobre Marcuse, “Hoy, pobre, nadie se acuerda de él...”
Treinta años después, el ex-estudiante radical, con camisa oscura, saco, pantalón, pelo rojo- casi gris -, ya no es más Dany el Rojo, o tan solo lo es en el pasado, en un cartel lejano, en las imágenes distorsionadas y románticas del estallido primaveral del 68. Ahora es Dany el verde. Dany-le-Vert, diputado del Partido Verde alemán en el Parlamento Europeo con un pequeño despacho en Bruselas. El político que le da a su partido la misión de alzarse con ideas para regular y rediseñar las reglas de la globalización y así lograr ponerla al servicio de los seres humanos y del desarrollo. El que piensa que esa es la lucha del siglo, como lo fue en su momento la lucha contra el trabajo infantil o por la jornada laboral de ocho horas, o por el derecho a voto de la mujer. “Hoy soy un actor que forma parte de la elite social- confesó en una entrevista ofrecida a un diario brasileño en el año 1998- así, mi visión del mundo ya no se limita simplemente a la de la revuelta de los que están más abajo, de los que anhelan reconocimiento. Tengo una responsabilidad ideológica y práctica con la evolución de la sociedad. A los 22 años, yo no tenía esa conciencia de mi responsabilidad en relación con la sociedad”.
El 20 de mayo de 1968, Le Nouvel Observateur, publicaba un diálogo entre Jean Paul Sartre y Daniel Cohn-Bendit.
JPS: ... Lo que mucha gente no comprende, es que ustedes no buscan elaborar un programa, ni dar una estructura al movimiento. Les reprochan querer "destruirlo todo" sin saber -en todo caso sin decir- lo que ustedes quieren colocar en lugar de lo que derrumban. DCB: ¡Claro! Todo el mundo se tranquilizaría -Pompidou en primer lugar- si fundáramos un partido anunciando: "Toda esta gente está con nosotros. Aquí están nuestros objetivos y el modo como pensamos lograrlos..." Se sabría a que atenerse y por lo tanto la forma de anularnos. Ya no se estaría frente a "la anarquía", el "desorden", la "efervescencia incontrolable". La fuerza de nuestro movimiento reside precisamente en que se apoya en una espontaneidad "incontrolable", que da el impulso sin pretender canalizar o sacar provecho de la acción que ha desencadenado...
Dos días después, el 22 de mayo, en la gran "fiesta'' de una universidad en la calle, Dany el Rojo fue expulsado de Francia. Una manifestación del Movimiento de Occidente precedió a su expulsión. El eslogan del Movimiento de Occidente, en los Campos Elíseos, indignó a los jóvenes: "¡Francia para los franceses, fusilen a Cohn-Bendit!''. Una enorme manifestación estudiantil de protesta ("Alto a la expulsión de los camaradas extranjeros") se realizó en las calles en su apoyo. El martes 28, con el cabello rojo teñido de negro, Dany entró clandestinamente en Francia con la apariencia de un español. Nada se había resuelto aún. El movimiento, lentamente, se agrandaba y se apagaba.
Daniel Cohn-Bendit ha reconocido ante la prensa que hace 30 años dijo muchas “estupideces”: "Una de las mayores tonterías que decíamos era eso de que las elecciones eran trampas para idiotas. Sin voto no hay libertad. Aquel fue un movimiento social que en ningún momento quiso tomar el poder institucional. Pero hay que aceptar que hubo errores, horrores y enormes desilusiones. Lo que fue la fuerza del movimiento, su capacidad de rechazar la política tradicional, terminó siendo también su debilidad. Políticamente perdimos porque nuestras ideas eran las del siglo XIX, pero social y culturalmente ganamos porque propiciamos el surgimiento de una nueva sociedad en las estructuras políticas existentes. Mayo del 68 transformó a las sociedades occidentales y colocó en jaque las certezas que heredamos de las generaciones de la guerra. Certezas fundadas en la concepción fuertemente autoritaria de la política que dominaba la vida institucional y de la sociedad”.
Daniel Cohn-Bendit tiene 53 años. Defiende la economía de Mercado porque según él rima con Democracia, aunque añade que es necesario ver cómo se estructura esa economía de mercado sin ocasionar injusticia social. Dany le Rouge, el líder que revolvió Paris en 1968, ha sido acusado recientemente de pedofilia a causa de un relato que hace en su libro El gran bazar (de 1975). La acusadora es la hija de Ulrike Meinhof, una de las más famosas guerrilleras de la Alemania de los 70, quien parece estar haciendo de la cruzada contra el Mayo del 68 la razón de su vida. En la misma Alemania se ha abierto la polémica sobre las ideas y líderes de Mayo del 68. El propio Ministro de Exteriores alemán, Joschka Fischer (otra figura del Mayo...), ha estado en el banquillo de los acusados declarando por presuntas relaciones con líderes y acciones terroristas en su pasado. Dany le Vert, de Los Verdes, asegura: “Yo aprendí la política con pocas frases claves y la que más me ha quedado es: "Sea realista, demande lo imposible".
Claro, uno de los graffitis del 68... cuando las paredes hablaban.

(Escrito en mayo del 2001)

Manifiesto Alternativo Contra la Guerra

Manifiesto contra la Guerra.

Ha transcurrido un año desde que empezó la guerra en Iraq. Mañana, todas las personas sensatas de este mundo ocuparán las calles con un reclamo único: detener el genocidio y el terror. Probablemente, ese grito de millones no conseguirá apagar el fuego de las armas; pero ganará un día para la vida y reducirá el plazo que aún resta para el fin del imperio de la muerte.
A miles de kilómetros de Bagdad, aquí en La Habana, los estudiantes universitarios también hacemos una jornada de protesta. Después volveremos a casa. Tranquilos. El televisor nos mostrará algunas imágenes de la cotidiana tragedia que viven en el Medio Oriente. A todo color, en estéreo, vía satélite.
Pero todo esa drama ocurre demasiado lejos, y es sólo una parte ínfima de la realidad terrible que mal viven la mayoría de los seres humanos.
En los últimos diez años ha muerto millones de africanos en interminables conflictos que hace mucho dejaron de ser noticia. A los sobrevivientes les aguarda el hambre, la sequía, la malaria, el paludismo, el SIDA.
Pensemos un minuto en el dolor de una madre que ha visto agonizar a sus hijos; en la pesadilla de haber sido violada; en la huella de las mutilaciones; en el no saber para qué se vive, si el sufrimiento ya es tan común como respirar, y más frecuente que comer.
En esta misma década han sido asesinados miles en Colombia, en México, en Bolivia, en Perú. Otros tantos han perecido en la India, en Pakistán, en Filipinas, en Sri Lanka, en Birmania, en Indonesia. Y también en Rusia, Serbia, Bosnia, Irlanda del Norte, España…
La guerra se ha convertido en algo normal, aceptable. A nadie le quita el sueño. Seguimos empeñados en repetir hasta el exterminio, la historia de Caín y Abel.
Quizás, en este instante, esté naciendo una diminuta, pero indetenible corriente de luz. La buena noticia de que el partido de Aznar ha perdido las elecciones en España, preludia la derrota definitiva del neofascismo. El próximo en caer será el propio Bush.
Mañana, mujeres y hombres de todo el mundo desafiarán el pesimismo y la indiferencia. Sus razones son las de la vida. No importará raza, ni credo, ni filiación política. Militarán todos en el Partido del Futuro.
Tenemos el derecho y el deber de unirnos a ellos. La Habana también necesita que su gente de a pie grite ¡No a la guerra! ¡No a la violencia! ¡No al terror! Es preciso decir, hacer, cambiar. Los muros de la ciudad demandan carteles, poesía, música, luz.
Prohibida la sospecha y la censura. Luchar por la vida no será jamás un delito, sino la mejor de las causas.

Paz, Amor y Rock and Roll: el principio de la utopia

“Resultan raras estas palabras? La guerra se acaba si tú quieres. Eso nos lo dijeron John y Yoko una vez en una canción navideña. Y al hacerlo, nos dieron la responsabilidad de crear un mundo de paz a todos y cada uno de nosotros. El concepto de paz de John Lennon no fue solo un sentimiento navideño piadoso. Se basaba en su fe, en la dignidad inherente a todos los seres humanos de este planeta”.
Con este concepto de Dustin Hoffman comenzó el concierto homenaje a uno de los grandes hombres de este siglo: John Winston Lennon. Su nombre es y fue estandarte de un período marcado por las explosiones sociales, culturales y políticas, en el que desde sus inicios miles de personas luchaban por su lugar en una sociedad justa, donde todos tuvieran las mismas oportunidades.
El fenómeno social de la década del 60 fue todo un acontecimiento histórico que removió un sistema marcado por el auge del Capitalismo, el incremento de las desigualdades y la discriminación de la mujer, privada la mayoría de las veces de ocupar cargos significativos en la sociedad. En todo el planeta los movimientos progresistas cobraban auge, y, sobre todo los jóvenes de sectores más radicales tomaban el Rock and Roll como arma para manifestarse.
En Estados Unidos, las luchas de los negros en contra de la segregación racial, encabezadas por Malcom X y las protestas opuestas a la contienda bélica de Viet Nam, se incrementaban cada vez más. El movimiento hippie constituía la vanguardia de toda una generación progresista que despertaba enarbolando consignas pacifistas y estandartes revolucionarios contrarios al sistema y sus formas de explotación. El mayo del 68 francés hizo temblar el Capitalismo por instantes y contribuyó a buscar senderos para la lucha, demostrando a la humanidad que la perfección distaba de ser real como hacían ver los ideólogos del sistema.
Las influencias que tuvo la Revolución Cubana sobre esta generación de jóvenes rebeldes fueron notables más allá de lo que se valoró en nuestro país. Millones de jóvenes a nivel mundial tomaron como insignia las barbas de los revolucionarios cubanos, y la figura del Che Guevara se convirtió en el ideal progresista de numerosos sectores sociales.
En este contexto surgieron relevantes figuras de renombre mundial, las cuales llevaban en sus luchas sociales y en la música todo el sentir de una generación cansada de discriminaciones burguesas, y con sus protestas removían los cimientos de un mundo conservador que contemplaba estupefacto como la insurrección de esta generación abatía todos los cánones capitalistas.
Los hippies formaron una vasta contracultura manifestada en variadas expresiones artísticas: el cine, la música (Rock and Roll), la pintura o la literatura, en la que se destacaron a partir de la década del 50 los escritores beat — término proviniente de "beaten down" (derrotado)—, precursores de los hippies. Sus obras estuvieron marcadas por la experimentación con las drogas y el desencanto que sentían respecto al sueño norteamericano.
Uno de los títulos distintivos de este grupo de intelectuales fue la novela On The Road de Jack Kerouac, quien junto a Allen Ginsberg y William Burroughs se convirtió en el principal cronista de estos controvertidos escritores. Las frustraciones sociales, el misticismo, el consumo de sustancias psicotrópicas y la práctica del nomadismo por parte de estos literatos devenían en medio para fortalecer su lugar y desprenderse de barreras en una sociedad caracterizada por un acérrimo anticomunismo, el aumento de la burocracia, el síndrome de la postguerra y la práctica de técnicas de represión, entre estas el electroshock o la lobotomía propias de la deplorable imagen de un régimen en decadencia.
John Lennon, sin dudas, fue el músico más progresista de su tiempo. El día que murió asesinado a manos de Mark Dave Chapman es recordado —por todos los que vivieron ese momento y por otros que no lo vivieron— como la muerte de un sueño y una esperanza, a veces difusa en este momento de guerras y hambruna en extensas áreas del orbe. Lennon fue el integrante de The Beatles más descollante por su controvertida personalidad y su activismo social; incursionó al igual que Ringo, Paul y Harrison en la filosofía y espiritualidad hindú, con quienes viajó al continente asiático para conocer al Dalai Lama, travesía realizada en compañía de varios artistas hippies del momento. La influencia oriental en estos músicos se palpa en temas como Norwegian wood (1965).
La vanguardia del movimiento hippie trató de elevar su espiritualidad ante los azotes banales y mercantilizados de cierta producción cultural a costa, incluso, del peligro que podría representar. No es un secreto para nadie que The Beatles, The Rolling Stones, Janis Joplin, usaron las drogas, especialmente el LSD, para convertir las alucinaciones en sonidos y buscar renovados impactos psíquicos. Así surgió la psicodelia en la música y algunos filmes (Yellow Submarine, The Wall, Magical Mistery Tour), vistos en la pantalla del habanero cine Charles Chaplin, son reflejo de ese período histórico y social. Nunca el Rock and Roll poseyó tal nivel de innovación como en esta década del 60. Un acercamiento de The Beatles al rock psicodélico resultó la canción I feel fine (1964), pero fueron dos grupos surgidos a cientos de kilómetros uno del otro, los que llevaron la psicodelia a la máxima expresión: The Yarbirds y The Byrds.
Al desintegrarse The Beatles sus integrantes empezaron a componer en solitario, y Lennon, estandarte del movimiento hippie, se incorporó a la corriente pacifista en contra de la guerra de Vietnam, participando y organizando conciertos a favor de la paz, un ejemplo el festival celebrado en Canadá entre el 3 y 5 de julio de 1970, donde concurrieron importantes bandas del momento (The Rolling Stones) y cantautores como Bob Dylan y otros invitados. En varios temas compuestos por Lennon se manifiesta un profundo sentimiento pacifista y social, él se consideraba un socialista y en la letra de Power To The People, Give Peace a Chance, e Imagine, convertidos en himnos de las personas progresistas a nivel mundial, se evidencia irreductiblemente este sentido político de sus canciones.
La guerra que financiaba la administración Nixon contra Vietnam encontró en todo el movimiento hippie una fuerte oposición. Los líderes juveniles de esta época, entre ellos John Sinclair, dirigente de las Panteras Blancas, Albert Hoffman y Jerry Rubin, mantenían una estrecha relación con John Lennon y compartían los mismos postulados antibelicistas.
Por medio de Tariq Ali y Robin Blackburn luchadores de izquierda ingleses, Lennon conoció a Regis Debray, pensador francés, investigador de la obra de Ernesto Guevara de la Serna y Fidel Castro y quien fue liberado en aquellos momentos de una cárcel boliviana por presuntos lazos con la guerrilla del Che. Debido a estos vínculos, el FBI le negó a Lennon, en varias ocasiones, la visa a Estados Unidos, y encarceló a varios dirigentes sociales, pertenecientes a La Panteras Negras y a otros grupos radicales que mantenían en jaque al gobierno. Más tarde Lennon realiza un concierto a favor de la liberación de John Sinclair, causando un efecto inmediato en la opinión pública norteamericana, y tres horas después, Sinclair fue puesto en libertad.
Lennon fue, sin lugar a dudas, una estrella del rock, y un importante símbolo de la relación entre el rock and roll y el activismo social, que no debemos dejar que se precipite al vació porque se ha demostrado que los símbolos mas sagrados del Rock and Roll, el Reggae, y los movimientos negros dentro de toda una gama de tendencias sociales, son los que han mantenido una postura ante la enajenación causada por el sistema capitalista, y se han manifestado en contra de las guerras a nivel mundial.
Siempre nuestra memoria tiene que conservar el papel que desempeñaron los alumnos de la Sorbona en Mayo del 68, los estudiantes que tomaron para sí los ideales de la corriente hippie, muchos de ellos estudiaban en universidades y llevaron el activismo social junto a sus estudios y formas de vida, para mantener el sueño de un mundo mejor.
El movimiento hippie es necesario valorarlo en toda su magnitud, y la importancia que tuvo en el desarrollo ulterior de la conciencia social. Ahora, cuando varios continentes parecen despertar de un profundo letargo, nos queda crear una revolución dentro de las revoluciones, rompiendo con antiguos paradigmas en el largo camino hacia el progreso mundial. A nuestro pensamiento libre de subterfugios conformistas corresponde el camino hacia la radicalización en contra de las injusticias a nivel internacional y en la cultura, el arte, la música, podemos encontrar una ruta de apoyo a los movimientos sociales para ayudar a fundar las utopías de los grandes hombres del siglo XX.